Filosofía

CURSO 2016/17


VALORES ÉTICOS. 1º , 2º, 3º y 4º ESO

En coherencia con el planteamiento metodológico apuntado, los elementos de evaluación que se van a utilizar son varios y variados, en función del contenido que se vaya a evaluar. Principio vertebrador de la evaluación es que todas las actividades que se realicen constituyen instrumentos válidos para valorar el progreso del alumnado. Cabe destacar y precisar, sin embargo, algunos aspectos de los procedimientos de evaluación:
a) El empleo del cuaderno de trabajo, en el que el alumno debe recoger los esquemas, los resúmenes y el vocabulario de los diferentes temas, la información que de distintas fuentes se suministre o recabe sobre ellos, así como las actividades y ejercicios que se vayan indicando de cada uno de los temas. En la revisión periódica del mismo se prestará atención tanto al fondo como a la forma del trabajo realizado.
b) Los trabajos de investigación limitados a algunos aspectos de los temas que se vayan tratando podrán ser individuales o en grupo y tenderán a propiciar y valorar actitudes y comportamientos que favorezcan las mejores relaciones interpersonales posibles.
c) La realización de un trabajo, o varios, sobre un libro que guarde relación con la asignatura. Tanto las instrucciones para la realización del trabajo, o de los trabajos, como los criterios para su valoración se darán a conocer a los alumnos por parte del profesor, que asimismo les orientará al respecto.
d) La realización de pruebas escritas de diverso tipo, incluidos los exámenes, tendrá como propósito apreciar y valorar las capacidades de los alumnos para analizar, identificar y aplicar conceptos y procedimientos; para construir, desarrollar y fundamentar nociones y razonamientos; para comprobar el correcto uso del lenguaje o corregir las posibles deficiencias.
e) La observación directa en el aula por parte del profesor estará dirigida a valorar el desarrollo de actitudes relacionadas con valores como la buena educación, el respeto y el aprecio de las diferencias, la tolerancia y la reacción frente a cualquier discriminación, así como aquellos aspectos relacionados con el trabajo intelectual como la organización, la crítica, el rigor, la responsabilidad, etc.; también se utilizará para corregir aspectos metodológicos del trabajo individual y en grupo. 
La calificación trimestral se obtendrá de acuerdo al siguiente baremo:
·  La media de los ejercicios escritos supondrá un 60% de la nota.
·  El cuaderno y los trabajos entregados representarán un 30% de la nota.
·  La actitud y participación en clase será valorada en un 10%.

La nota final de cada evaluación será el resultado de la media ponderada de las calificaciones obtenidas en los exámenes de dicho trimestre. Dicha ponderación se hará de acuerdo con criterios objetivos de relevancia y dificultad de cada una de las pruebas.
Cuando el alumno no alcance la calificación de cinco en una evaluación deberá presentarse al correspondiente examen de recuperación del trimestre.
La nota final de curso será el resultado de la media aritmética de las tres evaluaciones.
Durante el curso y al finalizar la tercera evaluación se establecerán las medidas de recuperación pertinentes de acuerdo con los criterios que se exponen a continuación.

v  Pruebas específicas de recuperación. Al terminar cada trimestre, aquellos alumnos que hayan suspendido alguna de las evaluaciones, tendrán la oportunidad de examinarse para recuperar esos contenidos.
En todo caso, una vez realizadas las pruebas específicas de la tercera evaluación, aquellos alumnos que tengan una parte o la totalidad del curso suspenso tendrán que presentarse al examen final de la materia, en el que darán cuenta de la(s) parte(s) suspensa(s). Los alumnos que se presenten a al examen final podrán obtener una calificación (para cada trimestre o para el total de la materia) entre cero (0) y diez (10) puntos.

v  Valoración de la actitud e interés del alumno.
Para evaluar las “actitudes” se tendrá en cuenta, en general, la participación en la clase, colaboración en las tareas de aprendizaje, el compromiso con el trabajo diario, el esfuerzo y el respeto que se detecte por parte del alumno en el desarrollo de las actividades escolares.
Las actitudes merecerán las siguientes valoraciones:
·  Actitud activa: participa activamente, demuestra interés y esfuerzo. Será calificada entre 0,5 y 1 puntos.
·  Actitud pasiva: participa poco, pero sin abandonar sus tareas ni obstruir el trabajo en el aula. Será valorada entre 0 y 0,5 puntos.
·  Actitud negativa: obstaculiza el desarrollo de la actividad escolar y no demuestra interés. Será valorada con 0 puntos, con independencia de la aplicación de cualesquiera otras medidas disciplinarias que merezca.
Para calificar las actitudes, los aspectos negativos detectados en la actitud del alumno serán debidamente registrados por parte del profesor, para dar cuenta de los mismos al alumno al recibir éste la calificación de este apartado (que será entre 0 puntos y 1 punto).
Para garantizar la objetividad del proceso de evaluación, se establecen los siguientes criterios e indicadores objetivos de actitud e interés.
a) La no asistencia a las clases sin justificación, será un dato a tener en cuenta respecto a la calificación de este apartado; el alumno que acumule un número considerable de faltas sin justificar no obtendrá ninguna calificación positiva en actitud. Del mismo modo, la puntualidad será un dato objetivo a tener en cuenta.
b) Las amonestaciones verbales o escritas serán tenidas en cuenta como elementos definitivos para establecer una actitud negativa.
c) El desinterés reiterado frente a las tareas encargadas por el profesor (ejercicios, comentarios, preguntas en clase…) será tomado como indicador de una actitud negativa.
d) Permanecer en el aula realizando trabajos de otras materias o cualesquiera otras actividades desvinculadas de la asignatura y/o de la tarea concreta propuesta durante el periodo de case en particular se considerará indicador de actitud negativa.
e) La acumulación de calificaciones muy bajas en los exámenes (entre 0 y 2 puntos) se considerará indicador de actitud negativa.
f) Los alumnos deben poder demostrar, en cualquier momento y a requerimiento del profesor, que en su cuaderno de clase se encuentran los contenidos desarrollados en el aula, así como cuantos ejercicios se hayan solicitado. Quienes no poseen este material de la asignatura en unas condiciones suficientes de contenido y se considerará que muestran su desinterés y tienen una actitud negativa.

v  Exámenes de septiembre

Los alumnos que obtengan una evaluación negativa en la materia de Valores éticos, realizarán una prueba escrita global sobre los contenidos mínimos recogidos en las programaciones de la materias y serán evaluados teniendo en cuenta solamente los contenidos expresados en dicha prueba, y dado su carácter extraordinario, sólo dichos contenidos, que recibirá una puntuación mínima de 0 y máxima de 10 en relación con los estándares programados y las rúbricas de cada unidad.


FILOSOFÍA 4º ESO

En coherencia con el planteamiento metodológico apuntado, los elementos de evaluación que se van a utilizar son varios y variados, en función del contenido que se vaya a evaluar. Principio vertebrador de la evaluación es que todas las actividades que se realicen constituyen instrumentos válidos para valorar el progreso del alumnado. Cabe destacar y precisar, sin embargo, algunos aspectos de los procedimientos de evaluación:
a) El empleo del cuaderno de trabajo, en el que el alumno debe recoger los esquemas, los resúmenes y el vocabulario de los diferentes temas, la información que de distintas fuentes se suministre o recabe sobre ellos, así como las actividades y ejercicios que se vayan indicando de cada uno de los temas. En la revisión periódica del mismo se prestará atención tanto al fondo como a la forma del trabajo realizado.
b) Los trabajos de investigación limitados a algunos aspectos de los temas que se vayan tratando podrán ser individuales o en grupo y tenderán a propiciar y valorar actitudes y comportamientos que favorezcan las mejores relaciones interpersonales posibles.
c) La realización de un trabajo, o varios, sobre un libro que guarde relación con la asignatura. Tanto las instrucciones para la realización del trabajo, o de los trabajos, como los criterios para su valoración se darán a conocer a los alumnos por parte del profesor, que asimismo les orientará al respecto.
d) La realización de pruebas escritas de diverso tipo, incluidos los exámenes, tendrá como propósito apreciar y valorar las capacidades de los alumnos para analizar, identificar y aplicar conceptos y procedimientos; para construir, desarrollar y fundamentar nociones y razonamientos; para comprobar el correcto uso del lenguaje o corregir las posibles deficiencias.
e) La observación directa en el aula por parte del profesor estará dirigida a valorar el desarrollo de actitudes relacionadas con valores como la buena educación, el respeto y el aprecio de las diferencias, la tolerancia y la reacción frente a cualquier discriminación, así como aquellos aspectos relacionados con el trabajo intelectual como la organización, la crítica, el rigor, la responsabilidad, etc.; también se utilizará para corregir aspectos metodológicos del trabajo individual y en grupo. 
La calificación trimestral se obtendrá de acuerdo al siguiente baremo:
·         La media de los ejercicios escritos supondrá un 60% de la nota.
·         El cuaderno y los trabajos entregados representarán un 30% de la nota.
·         La actitud y participación en clase será valorada en un 10%.
La nota final de cada evaluación será el resultado de la media ponderada de las calificaciones obtenidas en los exámenes de dicho trimestre. Dicha ponderación se hará de acuerdo con criterios objetivos de relevancia y dificultad de cada una de las pruebas.
Cuando el alumno no alcance la calificación de cinco en una evaluación deberá presentarse al correspondiente examen de recuperación del trimestre.
La nota final de curso será el resultado de la media aritmética de las tres evaluaciones.
Durante el curso y al finalizar la tercera evaluación se establecerán las medidas de recuperación pertinentes de acuerdo con los criterios que se exponen a continuación.

v     Pruebas específicas de recuperación. Al terminar cada trimestre, aquellos alumnos que hayan suspendido alguna de las evaluaciones, tendrán la oportunidad de examinarse para recuperar esos contenidos.
En todo caso, una vez realizadas las pruebas específicas de la tercera evaluación, aquellos alumnos que tengan una parte o la totalidad del curso suspenso tendrán que presentarse al examen final de la materia, en el que darán cuenta de la(s) parte(s) suspensa(s). Los alumnos que se presenten a al examen final podrán obtener una calificación (para cada trimestre o para el total de la materia) entre cero (0) y diez (10) puntos.

v     Valoración de la actitud e interés del alumno.
Para evaluar las “actitudes” se tendrá en cuenta, en general, la participación en la clase, colaboración en las tareas de aprendizaje, el compromiso con el trabajo diario, el esfuerzo y el respeto que se detecte por parte del alumno en el desarrollo de las actividades escolares.
Las actitudes merecerán las siguientes valoraciones:
·         Actitud activa: participa activamente, demuestra interés y esfuerzo. Será calificada entre 0,5 y 1 puntos.
·         Actitud pasiva: participa poco, pero sin abandonar sus tareas ni obstruir el trabajo en el aula. Será valorada entre 0 y 0,5 puntos.
·         Actitud negativa: obstaculiza el desarrollo de la actividad escolar y no demuestra interés. Será valorada con 0 puntos, con independencia de la aplicación de cualesquiera otras medidas disciplinarias que merezca.
Para calificar las actitudes, los aspectos negativos detectados en la actitud del alumno serán debidamente registrados por parte del profesor, para dar cuenta de los mismos al alumno al recibir éste la calificación de este apartado (que será entre 0 puntos y 1 punto).
Para garantizar la objetividad del proceso de evaluación, se establecen los siguientes criterios e indicadores objetivos de actitud e interés.
a) La no asistencia a las clases sin justificación, será un dato a tener en cuenta respecto a la calificación de este apartado; el alumno que acumule un número considerable de faltas sin justificar no obtendrá ninguna calificación positiva en actitud. Del mismo modo, la puntualidad será un dato objetivo a tener en cuenta.
b) Las amonestaciones verbales o escritas serán tenidas en cuenta como elementos definitivos para establecer una actitud negativa.
c) El desinterés reiterado frente a las tareas encargadas por el profesor (ejercicios, comentarios, preguntas en clase…) será tomado como indicador de una actitud negativa.
d) Permanecer en el aula realizando trabajos de otras materias o cualesquiera otras actividades desvinculadas de la asignatura y/o de la tarea concreta propuesta durante el periodo de case en particular se considerará indicador de actitud negativa.
e) La acumulación de calificaciones muy bajas en los exámenes (entre 0 y 2 puntos) se considerará indicador de actitud negativa.
f) Los alumnos deben poder demostrar, en cualquier momento y a requerimiento del profesor, que en su cuaderno de clase se encuentran los contenidos desarrollados en el aula, así como cuantos ejercicios se hayan solicitado. Quienes no poseen este material de la asignatura en unas condiciones suficientes de contenido y se considerará que muestran su desinterés y tienen una actitud negativa.

v     Exámenes de septiembre

Los alumnos que obtengan una evaluación negativa en la materia de Filosofía, realizarán una prueba escrita global sobre los contenidos mínimos recogidos en las programaciones de la materias y serán evaluados teniendo en cuenta solamente los contenidos expresados en dicha prueba, y dado su carácter extraordinario, sólo dichos contenidos, que recibirá una puntuación mínima de 0 y máxima de 10 en relación con los estándares programados y las rúbricas de cada unidad.



FILOSOFÍA 1º de Bachillerato.

Ø      Pruebas control:
·         Pruebas de información. Podrán ser de forma oral o escrita, de una o de varias unidades didácticas: pruebas objetivas, de respuesta múltiple, de respuesta corta, definiciones... Con ellas podemos medir el aprendizaje de conceptos, la memorización de datos importantes, etc.
·         Pruebas de elaboración en las que los alumnos deberán mostrar el grado de asimilación de los contenidos propuestos en la programación. Evalúan la capacidad del alumno/a para estructurar con coherencia la información, establecer interrelaciones entre factores diversos, argumentar lógicamente. Serían pruebas de respuesta larga, comentarios de texto, planteamiento y resolución de problemas filosóficos, problemas lógicos, problemas de la vida cotidiana, etc. que se recogerán en un cuaderno de clase.
·         Trabajos especiales: lecturas de libros y textos.
En la calificación de las pruebas escritas se valorarán positivamente las siguientes cuestiones:
1.       Adecuación pregunta-respuesta.
2.       Corrección formal y ortográfica.
3.       Capacidad de síntesis.
4.       Capacidad de definición.
5.       Capacidad de argumentación y razonamiento.

Ø      Observación y análisis de tareas:
·        Asistencia a clase.
·        Participación en la actividades del aula, como debates, trabajos de investigación en grupo y sus correspondientes puestas en común
·        En la observación directa se tendrán en cuenta: la colaboración en el trabajo del aula, disposición hacia el trabajo, atención en clase, presentación en tiempo y forma de los trabajos y ejercicios.
            La nota final de cada evaluación se obtendrá atribuyendo como mínimo un 75% de la nota a las pruebas escritas y orales, que valoran contenidos conceptuales y procedimentales, y como máximo un 25 % de la nota al trabajo diario del aula incluido en el cuaderno de clase: trabajos y observación directa del profesor. La ponderación porcentual definitiva la determinará cada profesor en sus grupos respectivos.
Ø      Precisiones de orden general referentes a las pruebas escritas:
            a) A lo largo del curso se van a realizar al menos tres pruebas o exámenes de evaluación de conocimientos, así como tres exámenes o pruebas de recuperación, coincidiendo con cada una de las evaluaciones trimestrales.
b) La circunstancia de que el alumno no realizara el examen o prueba de alguna de las evaluaciones en la fecha fijada será valorada por el profesor quien decidirá si es oportuno repetirlo, en función de las justificaciones alegadas, o deberá realizar el ejercicio de recuperación correspondiente a esa evaluación.
            c) El alumno que no realice el ejercicio de recupera­ción de alguna evaluación en la fecha fijada sin justificación, lo hará en la fecha que se acuerde para la realización del examen de recuperación de la 3ª evaluación.
            d) El número de preguntas o cuestiones de cada examen o ejercicio de evaluación y recuperación, así como los criterios de calificación de las mismas, será establecido por cada profesor.

Mecanismos de recuperación.
            Los mecanismos de recuperación están en función de todo lo anteriormente expuesto. Entendemos que cada alumno/a ha de recuperar en cada evaluación pendiente aquello en lo que no ha logrado los objetivos propuestos, de modo que:
a)     deberá hacer o rectificar aquellos trabajos que no ha hecho en su momento o ha hecho de modo no satisfactorio;
b)    deberá volver a estudiar los contenidos conceptuales o procedimentales si ésa es su insuficiencia.
De esta manera, no puede haber un único mecanismo de recuperación, pues éste se ajustará a la realidad de los alumnos en cada evaluación. El profesor acordará con sus alumnos el momento más adecuado para la realización de las pruebas o trabajos necesarios.

Atención a la Diversidad

            En el Bachillerato diseñado por la legislación actual el tratamiento de la diversidad tiene su más importante reflejo en la propia opcionalidad del alumno a la hora de elegir la modalidad que desea cursar y las optativas que completan su currículo. No obstante, siempre que fuese preciso se establecerán todos aquellos mecanismos que se consideren necesarios para atender la pluralidad de situaciones que se presenten en el aula. Las posibles adaptaciones curriculares se atendrán prioritariamente a las estrategias metodológicas.
La diversidad del alumnado se tratará incidiendo sobre los contenidos y los estándares según las rúbricas establecidas en la programación didáctica de las unidades.
         En lo que se refiere a los contenidos mínimos se ajustarán a la programación establecida de estándares mínimos y las condiciones mínimas, imprescindibles e ineludibles para la calificación de cualquiera de las pruebas o exámenes que se realicen a lo largo del curso son:
a)     Haber hecho todas las actividades y tareas fijadas y que se ha acordado presentar con anterioridad al momento en que se efectúe la prueba correspondiente. Su valoración entrará a formar parte del 25% de la nota correspondiente al trabajo diario, de obligado cumplimiento.
b)     No presentar deficiencias muy graves en el uso del lenguaje, es decir, en la expresión sintáctica, estilística y en las faltas de ortografía. Se podrá descontar hasta un máximo de un punto en cada uno de los exámenes o pruebas escritas realizadas por los alumnos. Este criterio será utilizado también en la prueba extraordinaria de septiembre.

Examen de septiembre.
Los alumnos con evaluación negativa en la prueba ordinaria de Junio deberán presentarse a la prueba extraordinaria de septiembre, que consistirá en la realización de una prueba escrita global sobre los contenidos impartidos durante el curso escolar. Los contenidos mínimos exigidos serán los recogidos en  los estándares mínimos. La evaluación de la prueba será sobre el contenido escrito de ese examen que será puntuado con un mínimo de 0 y un máximo de 10 puntos, siguiendo las rúbricas utilizadas en la programación
como cuantos ejercicios se hayan solicitado. Quienes no poseen este material de la asignatura en unas condiciones suficientes de contenido y se considerará que muestran su desinterés y tienen una actitud negativa.


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA 2º de Bachillerato

1.- Pruebas control:

            - Pruebas de información. Podrán ser de forma oral o escrita, de una o de varias unidades didácticas: pruebas objetivas, de respuesta múltiple, de respuesta corta, definiciones... Con ellas podemos medir el aprendizaje de conceptos, la memorización de datos importantes, etc.
            - Pruebas de elaboración en las que los alumnos deberán mostrar el grado de asimilación de los contenidos propuestos en la programación. Evalúan la capacidad del alumno/a para estructurar con coherencia la información, establecer interrelaciones entre factores diversos, argumentar lógicamente. Serán pruebas de  comentarios de texto adaptados a las preguntas y criterios de calificación de las pruebas de selectividad.
            En la calificación de las pruebas escritas se valorarán positivamente las siguientes cuestiones:
                        1.      Adecuación pregunta-respuesta.
                        2.      Corrección formal y ortográfica.
                        3.      Capacidad de síntesis.            
                        4.      Capacidad de definición.
                        5.      Capacidad de argumentación y razonamiento.

Observación y análisis de tareas:
            - Asistencia a clase.             
- Participación en las actividades del aula.
            En la observación directa se tendrá en cuenta la colaboración en el trabajo del aula, la disposición hacia el trabajo, la atención en clase, así como la presentación en tiempo y forma de los trabajos y ejercicios.

 Precisiones de orden general referentes a las pruebas escritas:

a) A lo largo del curso se van a realizar pruebas o exámenes de evaluación de conocimientos, así como tres exámenes o pruebas de recuperación, coincidiendo con cada una de las evaluaciones trimestrales.
b) La circunstancia de que el alumno no realizara el examen o prueba de alguna de las evaluaciones en la fecha fijada será valorada por el profesor quien decidirá si es oportuno repetirlo, en función de las justificaciones alegadas, o deberá realizar el ejercicio de recuperación correspondiente a esa evaluación.
c) El alumno que no realice el ejercicio de recupera­ción de alguna evaluación en la fecha fijada, lo hará en la fecha que se acuerde para la realización del examen de recuperación de la 3ª evaluación.
d) El número de preguntas o cuestiones de cada examen o ejercicio de evaluación y recuperación,  será establecido por cada profesor en relación con el examen de  reválida (cuando tengamos información del mismo)

            La nota final de cada evaluación se obtendrá atribuyendo un 85 % de la nota a las pruebas escritas y orales, que valoran contenidos conceptuales  y un 15 % de la nota al trabajo diario del aula incluido en el cuaderno de clase, si lo hubiera.

Mecanismos de recuperación

             Los mecanismos de recuperación están en función de todo lo anteriormente expuesto. Entendemos que cada alumno/a ha de recuperar aquello en lo que no ha logrado los objetivos propuestos, de modo que:
a) deberá hacer o rectificar aquellos trabajos que no ha hecho en su momento o ha hecho de modo no satisfactorio;
b) deberá volver a estudiar los contenidos conceptuales si ésa es su insuficiencia.
De esta manera, no puede haber un único mecanismo de recuperación, pues éste se ajustará a la realidad de los alumnos en cada evaluación. El profesor acordará con sus alumnos el momento más adecuado para la realización de las pruebas o trabajos necesarios.

Ø      Por lo que se refiere a los contenidos mínimos y a las condiciones exigidas en esta materia, se establece que:
         1. Los contenidos mínimos exigibles para obtener una calificación final de "Suficiente" en la asignatura de Historia de la filosofía de 2º de Bachillerato son, de los establecidos en esta programación los imprescindibles para obtener una calificación numéricamente equivalente a 5. La calificación será superior siempre que, junto a una actitud y disposición del alumno favorable hacia la asignatura, se demuestre un mayor y mejor conocimiento del conjunto de los contenidos de esta materia, así como la realización completa y correcta de las posibles actividades basadas en ellos.
         2. Condiciones mínimas, imprescindibles e ineludibles para la calificación de cualquiera de las pruebas o exámenes que se realicen a lo largo del curso son:
            a) Haber hecho todas las actividades y tareas fijadas y que se ha acordado presentar con anterioridad al momento en que se efectúe la prueba correspondiente.
            b) No presentar deficiencias graves en el uso del lenguaje, es decir, en la expresión sintáctica y estilística, amén de la ortografía.
         3. Quienes no puedan ser calificados en alguna evaluación por incumplir las condiciones arriba reseñadas, podrán presentar­se a la prueba de recuperación correspondiente. Si a final de curso no hubieran logrado cumplirlas, a tales alumnos no les será factible obtener una calificación positiva en la asignatura de Historia de la filosofía.


Examen de septiembre
Los alumnos con evaluación negativa en la prueba ordinaria de Junio deberán presentarse a la prueba extraordinaria de septiembre, que consistirá en la realización de una prueba escrita global, que se ajustará al formato de la prueba de reválida, sobre los contenidos impartidos durante el curso escolar. Se ofrecerán dos opciones a elegir una. Los contenidos mínimos exigidos serán todos aquellos que han sido expuestos durante los tres trimestres del curso ordinario. La evaluación de la prueba será sobre el contenido escrito de ese examen que será puntuado con un mínimo de 0 y un máximo de 10 puntos.



                   PSICOLOGÍA  2º de Bachillerato

1.- Pruebas control:
            - Pruebas de información. Podrán ser de forma oral o escrita, de una o de varias unidades didácticas: pruebas objetivas, de respuesta múltiple, de respuesta corta, definiciones... Con ellas podemos medir el aprendizaje de conceptos, la memorización de datos importantes, etc.
            - Pruebas de elaboración en las que los alumnos deberán mostrar el grado de asimilación de los contenidos propuestos en la programación. Evalúan la capacidad del alumno/a para estructurar con coherencia la información, establecer interrelaciones entre factores diversos, argumentar lógicamente. Serán pruebas de  comentarios de texto adaptados a las preguntas y criterios de calificación de las pruebas de selectividad.
            En la calificación de las pruebas escritas se valorarán positivamente las siguientes cuestiones:
                        1.      Adecuación pregunta-respuesta.
                        2.      Corrección formal y ortográfica.
                        3.      Capacidad de síntesis.            
                        4.      Capacidad de definición.
                        5.      Capacidad de argumentación y razonamiento.

Observación y análisis de tareas:
            - Asistencia a clase.             
- Participación en las actividades del aula.
            En la observación directa se tendrá en cuenta la colaboración en el trabajo del aula, la disposición hacia el trabajo, la atención en clase, así como la presentación en tiempo y forma de los trabajos y ejercicios.

 Precisiones de orden general referentes a las pruebas escritas:

a) A lo largo del curso se van a realizar pruebas o exámenes de evaluación de conocimientos, así como tres exámenes o pruebas de recuperación, coincidiendo con cada una de las evaluaciones trimestrales.
b) La circunstancia de que el alumno no realizara el examen o prueba de alguna de las evaluaciones en la fecha fijada será valorada por el profesor quien decidirá si es oportuno repetirlo, en función de las justificaciones alegadas, o deberá realizar el ejercicio de recuperación correspondiente a esa evaluación.
c) El alumno que no realice el ejercicio de recupera­ción de alguna evaluación en la fecha fijada, lo hará en la fecha que se acuerde para la realización del examen de recuperación de la 3ª evaluación.
d) El número de preguntas o cuestiones de cada examen o ejercicio de evaluación y recuperación,  será establecido por cada profesor en relación con el examen de  reválida (cuando tengamos información del mismo)

            La nota final de cada evaluación se obtendrá atribuyendo un 50% de la nota a las pruebas escritas y orales, que valoran contenidos conceptuales  y un 50 % de la nota al trabajo diario del aula incluido en el cuaderno de clase.
Para poder hacer media entre los dos bloques, hace falta sacar una puntuación  mínima de 5 en las pruebas escritas
 La nota en cada evaluación se  calcula de acuerdo con esos porcentajes. En la evaluación que se realice un trabajo sobre un libro la nota se calculará :
60% pruebas escritas, 20% trabajo sobre el  libro y 20% participación en clase y trabajos escritos.

Mecanismos de recuperación
             Los mecanismos de recuperación están en función de todo lo anteriormente expuesto. Entendemos que cada alumno/a ha de recuperar aquello en lo que no ha logrado los objetivos propuestos, de modo que:
a) deberá hacer o rectificar aquellos trabajos que no ha hecho en su momento o ha hecho de modo no satisfactorio;
b) deberá volver a estudiar los contenidos conceptuales si ésa es su insuficiencia.
De esta manera, no puede haber un único mecanismo de recuperación, pues éste se ajustará a la realidad de los alumnos en cada evaluación. El profesor acordará con sus alumnos el momento más adecuado para la realización de las pruebas o trabajos necesarios.

Examen de septiembre
Los alumnos con evaluación negativa en la prueba ordinaria de Junio deberán presentarse a la prueba extraordinaria de septiembre, que consistirá en la realización de una prueba escrita global, que se ajustará al formato de la prueba de reválida, sobre los contenidos impartidos durante el curso escolar. Los contenidos mínimos exigidos serán todos aquellos que han sido expuestos durante los tres trimestres del curso ordinario. La evaluación de la prueba será sobre el contenido escrito de ese examen que será puntuado con un mínimo de 0 y un máximo de 10 puntos.